Conciliación urbanística entre la España vacía y llena

ICAL Con el lema ‘España Vacía, España Llena. Estrategias de conciliación’, la XV Bienal Española de Arquitectura y Urbanismo (BEAU) se celebrará del 28 de junio al 16 de septiembre en el Pabellón Mies van der Rohe de Barcelona y del 2 de julio al 10 de octubre en el Museo Patio Herreriano de Valladolid, junto a una tercera sede virtual en el portal web del evento. Todo ello con el objetivo de “generar y transmitir pensamientos, dudas y preguntas” sobre lo que la arquitectura y el urbanismo están haciendo para “dar respuesta” a las necesidades de los ciudadanos que viven en las grandes urbes y en los pequeños pueblos. “Por encima de los ruidos que pueden existir, es mucho más lo que nos une que lo que nos separa”, explicó esta semana el arquitecto vallisoletano Óscar Ares, comisario de la bienal junto a la finlandesa Anna Bach y al barcelonés Eugeni Bach.

“Cuando planteamos que esta edición de la Bienal abordara este tema es porque nos preocupa. España es un país muy diferente, donde una gran parte de la población (el 81 por ciento, si quitamos las capitales de provincia) vive en zonas muy densas y el 19 por ciento restante, en áreas muy despobladas. Queremos analizar a través de una serie de muestras, conferencias y talleres cómo la arquitectura y el urbanismo están dando respuestas en dos territorios tan dispares a necesidades idénticas, como pueda ser una guardería o una residencia de mayores”, apuntó Ares en declaraciones recogidas por Ical.

Según adelantó, con este certamen buscar “plantear preguntas más que responderlas”, con el objetivo de “generar un debate” y “abrir caminos para que en futuras ediciones se puedan obtener las respuestas deseadas, que más si cabe tras la situación pandémica actual son más pertinentes que nunca”. Así, en esta edición buscarán que la arquitectura y el urbanismo se alejen de su tradicional marco y discurso “teórico formalista”, para intentar “recuperar el centro”, y que ambas disciplinas vuelvan a ponerse “al servicio de la sociedad, para solventar y resolver los problemas de toda la ciudadanía”. “Afortunadamente las grandes obras arquitectónicas que producían tanto ruido están en decadencia, y ahora es más común apostar por la pequeña y mediana escala de los proyectos, con el hombre como centro de la arquitectura, la ciudad y la planificación urbana”, apuntó.

Junto a Barcelona, “Valladolid será el arranque, el origen” de “una fantástica y maravillosa aventura” que emprenderá luego una “itinerancia por distintas ciudades españolas y luego internacionales”, como Nueva York, París o Londres. Así, la XV BEAU reunirá los trabajos más relevantes de la arquitectura y el urbanismo españoles de los tres últimos años (2018-2020) a través de una doble y complementaria propuesta expositiva y de actividades.

En este sentido, la entrega de premios de la convocatoria ‘Panorama de Obras de Arquitectura y Urbanismo’, servirá de pistoletazo de salida a la inauguración en Barcelona el 28 de junio. Por su parte, el día 2 de julio, coincidiendo con la inauguración en Valladolid, será el momento de conocer a los ganadores del resto de categorías: ‘Muestra de Investigación’, ‘Muestra de Proyectos Fin de Carrera’, y ‘Muestra de Fotografía’, centrando su atención en la temática específica de la Bienal.

El certamen se completará en ambas ciudades con eventos que permitirán profundizar en sus diferentes temáticas. En este sentido, en el Centro de Cultura Contemporánea de Barcelona tendrán lugar, del 13 al 15 de septiembre, una serie de seminarios que servirán para reflexionar sobre aquellos temas planteados en la exposición de Valladolid. Por su parte, la Consejería de Fomento y Medio Ambiente de la Junta de Castilla y León, con sede en Valladolid, reunirá durante tres jornadas a los equipos premiados en el Panorama de Obras, y expuestos en el Pabellón de Barcelona.

En la presentación de la VX BEAU participó el concejal de Planeamiento Urbanístico y Vivienda del Ayuntamiento de Valladolid, Manuel Saravia, que explicó que “esta Bienal es un premio para Valladolid, un premio trabajado” que ha sido posible gracias a “la implicación de todas las administraciones”, en alusión al Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, la Junta de Castilla y León, el Ayuntamiento de Valladolid, el Colegio de Arquitectos y la Escuela de Arquitectura.

“La arquitectura da lugar a muchos debates sobre el pasado y el futuro.Todo el mundo entiende de arquitectura porque todo el mundo la vive, y es una disciplina sensible al momento. Si hablamos de ciudad hay que hablar de la ciudad de ayer y de la del mañana, del suelo, la economía circular, las telecomunicaciones, la movilidad, el medio ambiente, la obra nueva, la conservación, la vivienda social… Múltiples preocupaciones que se cruzan en esta disciplina, que dará lugar a muchos debates, vistos en esta edición desde la perspectiva territorial”, apuntó.

Por su parte, la concejala de Cultura, Ana Redondo, aplaudió la “oportunidad” del lema elegido, y aseguró que “la dialéctica en torno a la necesaria conciliación entre esas dos Españas es más importante que nunca, en un momento en que nos estamos planteando el modelo de país y de sociedad que queremos, a nivel social y de derechos, jurídico y también arquitectónico”. “Mesas redondas, exposiciones, talleres y diálogos nos permitirán profundizar el problema o la oportunidad que se genera con la España a esas dos velocidades que deben ser complementarias”, sentenció.

También intervino el director del Museo Patio Herreriano, Javier Hontoria, que afirmó que este certamen “es un hito para la ciudad”, y que por ello desde el centro han intentado hacer “guiños” a la arquitectura con alguna de las propuestas expositivas que se pueden contemplar actualmente en espacios como el Patio de Los Reyes o el claustro.

Entradas relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *