El viaje colaborativo: intercambio de casas

OCU El intercambio de casas es toda una filosofía que confía en la relación de viajero a viajero como manera de conseguir una experiencia más auténtica. Los que viajan no son los únicos que disfrutan de un turismo diferente: el dinero que generan estos viajes se distribuye mejor entre la comunidad (en un hotel el consumo está más concentrado).

Cómo funciona

Tras registrarse en una web especializada, llega el momento de dar información sobre uno mismo y revisar a fondo las valoraciones que otros viajeros han hecho sobre los anfitriones. Una vez que vivamos la experiencia, nosotros también podremos valorar para así aportar conocimiento a la red.

Existen 3 modalidades de esta tendencia:

  • 1) Dormir gratis en casa de alguien que ofrece una cama o un sofá desinteresadamente: es el caso de Couchsurfing.
  • 2) Intercambio gratuito de casas entre viajeros: tú disfrutas de la casa del otro y el otro disfruta de tu casa, tal y como ocurre enIntervac, IntercambioCasasHomeforHome o Knok.
  • 3) Alquiler a un particular por un corto periodo de tiempo: la plataforma de referencia es Airbnb.

Ventajas e inconvenientes

Lo bueno de este tipo de acciones es que los usuarios ahorran dinero, pueden disfrutar de toda una casa en lugar de limitarse a una habitación de hotel y crean relaciones personales que aumentan el vínculo con el lugar.

Lo malo, la seguridad -aunque hay valoraciones escritas por otros viajeros nunca se sabrá de antemano si la experiencia va a ser satisfactoria- y que no existe la posibilidad de reclamar.

Entradas relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *