¡Dame cualquier objeto y lo convertiré en una original maceta!

“¡Dame cualquier objeto que yo te lo convierto en una maceta!”, es la filosofía de jardinería y decoración de la berciana Quinita Fernández. Más de cincuenta variedades de cactus pueblan su jardín de Valdecañada expuestos en los más peculiares recipientes. Pocos son los que tienen a una tradicional maceta de plástico o cerámica como casa. Unos lucen dentro de una taza de loza, otros en un antiguo barreño metálico de ropa y otros crecen, incluso, en una bacinilla. Tarteras de barro, cubas de madera, jaulas de pájaros o galochas, componen esta amplia y peculiar familia en la que la imaginación es un grado.

Preocupados andan sus hijos guardando bajo siete llaves los objetos más queridos por miedo a encontrárselos un buen día en el medio del jardín. “Tiene una gran afición por los cactus. ¡Podría decirse que los colecciona porque tiene más de medio centenar de plantas diferentes y hay que tener cuidado porque, ‘todo lo que pilla lo convierte en maceta’! A todas sus amistades, cuando viajan, les pide que le traigan otra especie diferente. Tiene de muchos países”, cuenta gracioso Quinito Pérez.

A continuación os dejamos una pequeña muestra de algunas de sus inspiradoras macetas para que comprobéis que si os gustan las plantas no es necesario gastarse un dineral en macetas nuevas. Se puede aprovechar multitud de objetos que ya no usamos en casa y darle un toque original y divertido a vuestro rincón de naturaleza en el hogar.

QUINITO
QUINITO
QUINITO
QUINITO
QUINITO
QUINITO
QUINITO
QUINITO
QUINITO
QUINITO
QUINITO
QUINITO
macetas
QUINITO
macetas
QUINITO
macetas
QUINITO
macetas
QUINITO
macetas
QUINITO
macetas
QUINITO

Entradas relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *