Vuelta al cole: 5 consejos para el dormitorio infantil

La vuelta al cole supone un cambio significativo en la vida de las familias con hijos e hijas en edad escolar. Despues de casi tres meses de horarios cambiados y jornadas de recreación, llega el momento de volver a establecer rutinas, hacer deberes e irse pronto para la cama. También es un cambio que afecta la dinámica hogareña, pues hay que hacer ciertos ajustes para la vuelta al cole. Es un buen momento para aprovechar y reorganizar el dormitorio infantil y así tenerlo listo para el otoño.

1. Estableced un orden

La vuelta al cole supone tener horarios más sólidos, deberes y tareas que hacer durante la semana. Por eso es tan importante mantener un orden en las habitaciones y saber que cada cosa tiene su lugar. Mejora el descanso infantil y juvenil y fomenta la concentración. Es un buen momento para adaptar el dormitorio a las necesidades que van a tener durante el curso escolar, ya sea que necesiten un escritorio o un espacio en la habitación para practicar alguna otra disciplina.

Conviene involucrar a los más peques de la casa en la redistribución de las cosas para que ellos también se sientan responsables de su organización y sepan dónde tiene que ir todo lo que utilizan de su propio dormitorio.

2. Organizad el escritorio

La mayor parte de las tareas escolares las realizarán en el escritorio, por ello es necesario tener un escritorio recogido y organizado. Existen muchos elementos para organizar los documentos, los libros e incluso los lápices de colores y materiales artísticos. Los organizadores son muy funcionales y no tienen que ser aburridos. Personalizad juntos los elementos del escritorio para crear un espacio completamente personalizado.

La gama Trofast de Ikea ofrece soluciones para el almacenaje en la habitación. / Ikea

3. Diferenciar zonas

En este momento es muy importante que los pequeños aprendan que además del estudio y del esfuerzo, deben descansar. Estudio y descanso van en el mismo espacio y no deberían mezclarse, por ello es importante establecer cuál es la zona de estudio y cuál es la zona de ocio. A veces solo necesitamos una alfombra para separar los espacios, pero cambiar algunos muebles nos puede dar esa sensación que necesitamos para descansar la mente de las tareas.

4. Cambiar el fondo de armario

Dejamos atrás los pantalones cortos, los bañadores y las gafas de sol. Llegan días cada vez más fríos y es momento de hacer cambio en la ropa de armario. La vuelta al cole tiene sus propias reglas de moda y nosotros queremos adaptarnos a ellas. Fomentar el orden en la habitación también se aplica a los armarios y tener la ropa recogida ayuda a mentener la mente ordenada y sin agobios.

Aprovechad para retirar del armario la ropa que ya no se utiliza o el calzado que se ha quedado pequeño durante el verano. Ayudará a mantener mucho mejor el orden y limpieza necesarios para afrontar la vuelta al cole.

5. La importancia de la luz

La luz es vital para mantener nuestro día a día. La luz natural que entra por las ventanas es esencial en una habitación infantil o juvenil. No olvidemos que la luz natural no solamente es beneficiosa para nuestra salud visual, sino que también estimula y produce endorfinas, esenciales para el estudio.

Si no es posible o en previsión de que las horas de luz natural se van acortando, es importante mantener bien iluminada la zona de estudio para que los más mayores puedan tener bien su espacio cuando la luz natural se va. Lo mejor es una luz blanca, que se asemeja más a la natural y no causa tanto daño a la vista.

Entradas relacionadas