Regala flores por San Valentín

Se acerca el 14 de febrero, fecha señalada en el calendario porque se celebra el día del amor. Pero el amor no siempre tiene que ver (o no tendría, al menos en opinión de quien escribe) con una pareja. A veces es bueno coger una fecha señalada y regalar flores, solo porque sí, a una amiga/o, una madre/padre, una hermana/o… ¡A quien quieras! Por eso, esta semana os dejamos con algunas flores para regalar el 13 o 14 de febrero y cómo cuidar mejor de ellas para que se conserven mucho más tiempo.

Romanticismo puro

Regalar flores es símbolo de romanticismo pero, como ya hemos dicho, no tiene por qué ser sinónimo de pareja. Este año los colores más de moda en decoración girarán en torno a los rosas, naranjas, morados y amarillos, ¿os suenan de algo? Son tonos que podemos encontrar perfectamente en los ramos de flores que podemos elegir. Colores como los de los tulipanes, que siempre alegran una habitación o los pétalos de las rosas rosas.

Para que las flores te duren más, no dejes de retirarlas del papel o plástico en el que lleguen, porque necesitan respirar. Todos conocemos el truco de ir cortando un poco el tallo para que conserven la frescura por más tiempo, pero ¿sabías que es mejor cortar el tallo en diagonal? Así es mucho más fácil que cojan agua y se hidranten. No te olvides de cambiar el agua a menudo, así durarán más tiempo e incluso puedes echar algunos nutrientes en el agua fresca, puedes comprarlos o incluso prepararlos en casa con un poco de limón, azúcar y agua, ¡claro!

No solo de flores vive el amor

Pero no solo las flores pueden ser protagonistas de San Valentín, también las plantas tienen su toque interesante para regalar. ¿Sabías que es posible regalar un rosal en maceta? Así no tienes que preocuparte si se marchitan las flores y puedes cuidarlo durante mucho más tiempo.

Una planta muy difícil de encontrar, pero perfecta para esta fecha es Big Gloria (Philodendrum gloriosum). Sus grandes hojas forman un corazón en verde oscuro con nervaduras blancas muy elegantes y tienen un tacto aterciopelado.

Entradas relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.