Pinta la fachada de tu casa: paso a paso

La pintura exterior sufre daños durante los meses de invierno o verano, cuando los cambios en la temperatura se acentúan. Las altas temperaturas o la lluvia terminan por agrietarla o estropear su color. Por ello es en estos meses antes del verano cuando se deben renovar. Se tiene que estar muy atento en la elección de la pintura, (acrílicas, de hidropliolite o de siloxane), las herramientas adecuadas (rodillo, espátula, cepillo, etcétera.), o el clima en el momento de pintar, todos estos detalles son muy importantes a la hora de pintar cualquier fachada.

Estos son algunos de los puntos importantes que no se deben saltar cuando se pinte la fachada de una casa o edificio.

Preparación de la zona de trabajo

La clave principal antes de empezar con la renovación es conocer el estado de la superficie, para si es necesario, tratar los desperfectos de forma específica. Siempre es importante reparar el daño eficazmente para que a lo largo del tiempo el problema no revierta y estropee el trabajo.

Los daños en una fachada son muy variados, debido a la exposición meteorológica (lluvia, viento, sol…), el material sufre mucho más las inclemencias del tiempo.

Estos son algunos de los problemas que se pueden encontrar: falta de adherencia, humedad, grietas y porosidad.

Para una buena limpieza de la zona se utilizará una espátula profesional que permita retirar las imperfecciones de la pared. Si se está ante una superficie donde el revestimiento se desprende es necesario retirarlo todo cuidadosamente para que no queden restos. Con las humedades, un problema muy recurrente en zonas de lluvias y más cercanas a la costa, hay que llevar a cabo un buen cepillado a la vez que se desinfecta por completo la zona. También se recomienda desinfectar con productos específicos para moho y humedades.

Elegir la pintura

Siempre que se escoja un tipo de pintura para fachada, se tiene que pensar en el clima. No es lo mismo una casa en una zona del sur de España, que en una zona más húmeda y de montaña.

En el caso de las altas temperaturas se utilizará pintura de hidropoliolite, que ofrece una duración de unos 12 años y no requiere de previa imprimación. Está indicado principalmente para climas secos.

Cuando se necesite una pintura resistente al agua y sometida a humedad, la más indicada sería siloxane, una pintura impermeable y antimoho, con 15 años de duración.

La cantidad de pintura a utilizar siempre debe ir acorde con la superficie de pared que se va a pintar y las capas que vaya a necesitar la pared. Nunca es recomendable sobre cargar una fachada con más pintura de la necesaria.

Siempre con los materiales adecuados

Para elegir las herramientas se deben escoger pensando en todo momento en el material y el tipo de superficie. Elegir para una buena aplicación de la pintura, el rodillo que más se acerque a las necesidades: rugosidad de la pared, acabado mate o brillante, paredes arenosas, etcétera. Siempre acompañarlos de alargadores extensibles de aluminio o acero que permitan llegar a las partes más altas y difíciles de cualquier fachada.

Deja un comentario

INFORMACION SOBRE LA PROTECCIÓN DE DATOS

Responsable: GRUPO NOROESTE EN RED, S.L.
Fin del tratamiento: Controlar el spam, gestión de comentarios.
Legitimación: Tu consentimiento explicito marcando la aceptación de los terminos, que quedará reflejado en nuestra base de datos.
Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad, olvido.
Contacto: administracion@elbierzodigital.com.