Hábitos para mantener limpia tu casa

Tal vez seas como yo, que cuando toca ponerse a limpiar la casa, la tarea se me hace cuesta arriba. Si eres una de esas personas, te voy a dejar por aquí algunos hábitos para que cuando llegue el momento la tarea sea menos «titánica». Son trucos muy sencillos que si se convierten en hábitos, revierten en que haya mucho menos que limpiar cuando toca «día de limpieza».

Guarda la ropa siempre en su sitio

Puede parecer una tontería, pero llegar de la calle, cambiarte y guardar la ropa que te acabas de quitar en su sitio correspondiente, ahorra muchísimo tiempo a la hora de tener que andar recogiendo para despejar los espacios. Ya sea que la vuelvas a guardar en el armario, o que vaya a la cesta de la ropa sucia, es mejor si lo haces en el mismo momento. Además, al estar ya recogida, acumula mucho menos polvo.

Mantén cerca los productos de limpieza

Con esto no quiero decir que te acompañen a todas partes, pero si están a mano, es más sencillo ponerse con la tarea de retirar una mancha que acabe de producirse. Esto es especialmente para las dos estancias que más se ensucian de la casa: la cocina y el baño. Si cada vez que se produce una mancha la retiramos en el momento, cuando tengamos que limpiar, será apenas un repaso lo que tengamos que hacer, no una limpieza. Además, las manchas mejor retirarlas cuanto antes para que sea más fácil.

Esto también se aplica a mantener un mínimo orden en las cosas, si cada vez que utilizas algo en el baño o la cocina lo vuelves a colocar en su sitio o lo friegas según lo utilizas, o lo metes al lavavajillas, al final la carga de trabajo para el día que te pongas a limpiar es mucho menor.

Utiliza cajas

A veces nos da más pereza ponernos a limpiar porque tenemos demasiadas cosas para retirar de las estanterías. Sin embargo, eso se soluciona de manera muy sencilla, solo teniendo todas las cosas juntas en una misma caja. Hoy en día las posibilidades son infinitas, ya sea que te guste un estilo más moderno o te tiras por lo clásico, las cajas, de diferentes materiales ofrecen mucha versatilidad y color a las estancias. Mantén todos los productos de ducha en una misma caja y así solo tendrás que retirar una cosa para poder limpiar y no uno por uno todos los productos.

Entradas relacionadas