Qúe es una casa sostenible

La sostenibilidad es la parte de la ecología que estudia el equilibrio de una especie con los recursos de su entorno, y si se aplica la idea a las viviendas se trata de que éstas consuman menos energía de la que producen. Por esa razón, las casas sostenibles cubren las necesidades de las personas sin sacrificar su demanda futura en cuanto a energía y medio ambiente.

Existen dos buenas razones para apoyar la arquitectura sostenible, una es el cuidado del medio ambiente y otra es el ahorro de energía. En España, por ejemplo, se calcula que las viviendas se llevan el 20% del consumo total de energía y que de ese consumo casi un 40% va destinado a las calefacciones.

Características de las casas sostenibles

Para tener una casa sostenible, será necesaria una inversión inicial que se amortizará a medio plazo con el ahorro de energía que se consigue. Podemos destacar varias características de una casa sostenible como las siguientes:

Orientación

La orientación es uno de los aspectos pasivos de la sostenibilidad, ya que se trata de buscar la mejor posición de nuestra casa para aprovechar al máximo la luz del sol en verano y en invierno. Si orientamos la parte de la vivienda con ventanas hacia el sur obtendremos más luz y más calor, con lo que ahorraremos calefacción, y lo mismo ocurre si la fachada norte de la casa tiene menos ventanas y más pequeñas, para evitar que entre el frío en invierno. Pero, además, es importante el entorno, es decir, ver si hay árboles que nos puedan dar sombra en verano y pensar en la vegetación en general a la hora de elegir la mejor orientación.

Energía renovables

Una de las características más importantes de las casas sostenibles es el uso del sol como fuente primaria para la generación de energía. Los paneles solares pueden facilitar el funcionamiento de varios aparatos eléctricos de la casa. La energía solar, además, es un tipo de energía que no contamina. También la energía eólica o la geotérmica

Espacios abiertos

Los ambientes de las casas a menudo están muy compartimentados y la energía natural no fluye de una habitación a otra, por ese motivo los arquitectos tratan de construir casas con espacios abiertos que permitan que la energía fluya y que además suponen una reducción en los materiales utilizados para la construcción. De esta forma se permite que circule libremente el aire, la luz, el calor, de forma que el edificio o la casa se hace más sostenible.

Aislamiento

En España se calcula que hay alrededor de 13 millones de casas sin ningún tipo de aislamiento que podrían reformarse para ahorrar hasta un 90% de la energía que consumen. El aislamiento es uno de los elementos fundamentales de las casas sostenibles. Una vivienda bien aislada es una vivienda más sostenible. La mayor parte de la energía, como decíamos anteriormente, se gasta en calefacción y aire acondicionado, y de esa forma se contribuye a aumentar el dióxido de carbono y otros gases contaminantes.

Por ese motivo, la tendencia en las casas sostenibles es utilizar paredes gruesas que permitan conservar el calor derivado de las actividades diarias como cocinar. Además, se pueden utilizar ventanas de doble vidrio, juntas bien selladas, aislamientos naturales o de plásticos reciclados y otros elementos para facilitar la conservación de la temperatura.

Merece la pena seguir estas sencillas pautas para lograr una casa que sea sostenible y que además contribuya al ahorro energético, para cuidar nuestro medio ambiente.

Artículo extraído de yaencontre.com

One comment

  1. paquirrin dice:

    vaya pues yo estaba convencido que se referia a una casa que no se venia abajo facilmente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *