Tag Archive for alquiler

El precio de la vivienda usada baja un 0,1% en julio

El precio medio de la vivienda de segunda mano experimentó una caída del 0,1 por ciento en julio, lo que situó su valor en 1.441 euros por metro cuadrado al mes, según indicaron los datos del índice Inmobiliario fotocasa. En comparación con la media española, que en julio fue de 1.700 euros por metro cuadrado, este valor es un 15,2 por ciento por debajo.

La responsable de Estudios de fotocasa, Beatriz Toribio, explicó que en la primera mitad del año se consolidó la recuperación del mercado inmobiliario y eso se trasladó a los precios. A la demanda de vivienda por parte de extranjeros, se sumó la interna gracias a la mejoría del contexto económico y la vuelta de la financiación. Y añadió: “Todo apunta a que las buenas previsiones económicas para lo que queda de año permitirán que esta reactivación del sector inmobiliario se afiance, aunque la recuperación será muy desigual e irá por zonas”.

La Comunidad ocupó la séptima posición en el ranking de comunidades autónomas más económicas para comprar una vivienda de segunda mano en España. En la parte alta de la tabla se encontraron el País Vasco, Madrid y Cataluña. Castilla y León alcanzó su máximo histórico en el precio medio de la vivienda en mayo de 2007 con un valor de 2.295 euros por metro cuadrado. Desde entonces acumuló un descenso de un 37,2 por ciento.

Las tres provincias castellanas y leonesas que subieron el precio en julio fueron Segovia (1,0 por ciento) y Soria y Burgos, con un (0,3 por ciento), respectivamente. El descenso más significativo lo experimentó Zamora, con un dos por ciento en julio. En relación con los precios, Salamanca fue la provincia más cara (1.723 euros), seguida de Valladolid (1.461) y Burgos (1.452).

¿Te ha tocado la lotería de Navidad y quieres invertir en una vivienda? Mira qué opciones tienes

La clave será encontrar un piso que se ajuste a las características que se estén buscando. Por supuesto, tampoco hará falta hipoteca, olvídate del banco. Pagando al contado se podrá abonar limpiamente el valor actual de la vivienda sin intereses. Hay muchas posibilidades para aprovechar ese dinero.

¿Qué podemos hacer con 400.000 euros?

Si cae el ‘Gordo’, 400.000 euros dan para comprar una casa de alta calidad en el Bierzo. Podría estar ubicada en una zona céntrica, que tenga alrededor de 3 o más dormitorios y 2 baños, repartidos en aproximadamente entre 90 y 120 m². La localización es importante. Cuanto mejor sea, más pagaremos y tendremos menos rentabilidad si es para alquilar. Pero el riesgo será menor a medio-largo plazo. Según nos vayamos alejando del centro las cualidades de la casa irán aumentando: más de 120 m², 4 habitaciones, 2 baños, piscina y más zonas comunes…

En la playa, perfectamente se podría abonar el precio de un lujoso apartamento en Marbella de 116 m², 2 dormitorios y 2 baños, en primera línea de golf a sólo 5 minutos de la mejores playas. Si te gusta la primera línea de costa, este magnífico piso en Zahara de los Atunes podría cumplir tus expectativas. En Sanxenxo (Pontevedra) podrás tirar la ‘casa por la ventana’ -la antigua en este caso-: serás capaz de adquirir este chalet de 332 m², 5 habitaciones y 3 baños, y una parcela de 500 m². Si prefieres un turismo rural, podrás tener un chalet de 274 m², ya amueblado y decorado a 2 km de Salamanca o esta casa rústica del Alto Arán cerca del Parque Nacional de Aigüestortes de los Pirineos, las pistas de esquí y Francia. ¿Con cuál te quedarías?

¿Para qué nos sirven 125.000?

Con 125.000 no podríamos comprar casas como las anteriores, pero sí pagar una parte importante de ellas al contado o directamente, casas de precio inferior.

¿A dónde vamos con 50.000?

Con este precio también se pueden comprar viviendas ‘coquetas’ y pequeñas. No obstante, la inversión de esta cantidad considerable puede diversificarse. Los fondos de inversión y las SOCIMI son algunas opciones. “Los fondos inmobiliarios están dando rentabilidades a medio largo plazo al igual que las SOCIMI que también es un buen vehículo de inversión”, opina el director del Gabinete de Estudios de pisos.com, Manuel Gandarias, al respecto, “el fondo suele ser más líquido que invertir en una SOCIMI. Habría que analizar los distintos fondos y ver qué rentabilidades están dando y podría ser sin duda una buena opción si pensamos en el medio-largo plazo”.

¿Qué hacemos con 20.000?

Con 20.000 se podrían comprar viviendas… aunque tampoco serían la casa de tus sueños. Hay muchos pueblos en el Bierzo con casas rústicas que tampoco están mal por este precio. Pero también se puede reservar para el pago de un alquiler o consultar precios para hacer una reforma integral de la actual vivienda.

Aprovechar los 6.000

Con el premio de 6.000 euros, un millón de las antiguas pesetas, esta vez no daría para comprar ninguna casa… pero sí se podría vivir durante un año pagando una renta de 500 euros al mes.

Aunque Gandarias aconseja tener en cuenta el tiempo que se lleva desde la constitución de la misma: “Si nos queda poco tiempo para terminar de pagar generalmente no conviene amortizar, ya que los intereses se suelen pagar en mayor medida durante los primeros años del préstamo por lo que estaríamos amortizando casi todo capital y pocos intereses. Si decidimos que conviene amortizar merece la pena reducir el tiempo del préstamo más que el capital”. Si no se disfruta de deducción por compra de vivienda anual, sería recomendable amortizar todo lo posible para ahorrar intereses y reducir la deuda hipotecaria, ya que actualmente no hay ningún depósito que ofrezca una rentabilidad donde invertir esos 6.000 por encima de lo que se paga de deuda hipotecaria.

Fuente Pisos.com

Los hogares españoles destinan el 24% de su presupuesto al pago de la hipoteca o el alquiler

Los hogares españoles destinan el 23,58% de su presupuesto familiar anual al pago de la cuota hipotecaria o a la renta de alquiler, tal y como refleja el estudio realizado por www.pisos.com tras la publicación de la última Encuesta de Presupuestos Familiares (EPF) del Instituto Nacional de Estadística (INE). Según el análisis del portal inmobiliario, vivir de alquiler deja a las familias una menor cantidad de dinero para cubrir otros gastos, como alimentación u ocio, ya que el arrendamiento requiere el 25,71% del presupuesto frente al 21,46% necesario para hacer frente al pago de una hipoteca media. Por encima de la media española se encuentran cinco comunidades autónomas: Andalucía (24,76%); Baleares (28,84%); Comunidad Valenciana (24,64%); Madrid (30,16%) y País Vasco (33,06%).

Miguel Ángel Alemany, director general de pisos.com, señala que, “la renta del alquiler suele ser más alta que la cuota hipotecaria porque lleva imputados gastos como la comunidad o ciertos impuestos y tasas. De ahí que la mensualidad destinada al arrendamiento sea más abultada que la hipoteca. No obstante, en el caso de las viviendas en propiedad, hay que tener en cuenta que el pago mensual del préstamo está exento del desembolso inicial relativo a la cantidad no financiada, gestoría, notaría, etc.”.

 El alquiler: un mayor gasto para las familias

Vivir de alquiler deja a las familias españolas menos dinero disponible para otros gastos, ya que requiere el 25,71% del presupuesto. Si cada hogar dispone, de media, de 27.419.52 euros anuales, un alquiler obliga a los inquilinos a desembolsar 7.061,65 euros al año, un total de 612 al mes, para pagar la cuota. Sin embargo, los propietarios solo tienen que destinar 5.899,06 (492 €/mes) al pago de su hipoteca, lo que les permite ahorrar 120 euros mensuales y 1.162,59 euros anuales.

El porcentaje destinado a vivienda varía mucho según la región. En lo que respecta al alquiler, los inquilinos que más se gastan son los vascos (34,36%), los madrileños (35,89%), los baleares (30,45%) y los valencianos (30,34%). Por otro lado, los que afrontan rentas más económicas son los castellanomanchegos (21,09%), los gallegos (21,24%), los navarros (21,70%) y los cántabros (22,09%). Los propietarios, por su parte, lo tienen especialmente complicado en País Vasco (31,77%), Baleares (27,22%), Madrid (24,43%) y Cantabria (23,64%). Los que menos presupuesto destinan a la hipoteca son los castellanomanchegos (14,95%), los navarros (16,53%), los murcianos (16,97) y los aragoneses (17,94%).

 

 

 

La Junta publica las bases de las ayudas al alquiler

Ical Las ayudas al alquiler de viviendas de la Junta de Castilla y León se dirigirán a los colectivos con menos recursos y “más necesitados” y financiarán hasta un 30 por ciento de la renta anual, sin exceder el límite de los 1.710 euros al años, durante un periodo máximo de 12 meses. Las subvenciones se podrán solicitar entre el 20 de noviembre y el 19 de diciembre. Desde esa fecha, el Ejecutivo contará con un plazo de seis meses para resolverlas que abonará mensualmente a partir de 2015.

Así figura en la orden por la que se aprueban las bases reguladoras de estas ayudas, que hoy recoge el Boletín Oficial de Castilla y León y que cuentan con un presupuesto cercano a los tres millones de euros en el proyecto de Ley de Presupuestos Generales de la Comunidad para 2015. Está previsto que el próximo 19 de noviembre el Bocyl recoja la convocatoria de las subvenciones, abriéndose al día siguiente el plazo de solicitud durante un meses.

La nueva línea, que prioriza a las personas o unidades familiares con más dificultades, está vinculada al Plan Estatal de fomento del alquiler de viviendas, la rehabilitación edificatoria, y la regeneración y renovación urbanas (2013-2016), que firmaron en agosto la ministra de Fomento, Ana Pastor, y el presidente de la Junta, Juan Vicente Herrera.

En ese sentido, Fomento recupera las ayudas al alquiler, una medida que abandonó en 2010, año de la última convocatoria, y que terminó de abonar a finales de 2012 por problemas de tesorería. Lo hace gracias al nuevo Plan Estatal de Vivienda, que cuenta con un presupuesto de 56,6 millones de euros para la Comunidad, de los que 43,5 serán aportados por el Gobierno central. De esta cantidad, 18,9 millones se destinará a ayudas al alquiler y el resto a rehabilitación.

Una de las novedades de esta convocatoria, frente a las anteriores, es el límite de la renta. Podrán ser beneficiarias las personas físicas mayores de edad o unidades familiares de convivencia , cuyos ingreses sean una vez el IPREM (Indicador Público de Renta de Efectos Múltiples) -7.455,14 euros sin corregir- e inferiores a 2,5 veces el IPREM -18.637,85 euros, corregido-. La Comunidad ha fijado unos límites inferiores a la normativa nacional, que permite llegar a tres veces el Iprem (22.365,42 euros).

Nuevo régimen

La cuantía de la ayuda será el resultado de aplicar a la renta anual de alquiler el porcentaje del 30 por ciento, sin que pueda exceder los 1.710 euros anuales. La normativa nacional establece un límite del 40 por ciento -2.400 euros anuales por vivienda y un plazo máximo de 12 meses prorrogable hasta el final del plan-. Las ayudas, que se abonarán mensualmente, se podrán presentar en los servicios territoriales de Fomento, en las oficinas de información de la Junta de Castilla y León, por internet desde la página web de la Junta y por telefax.

Para acceder a las ayudas se debe disponer de un contrato de arrendamiento de vivienda formalizado con posterioridad al 31 de diciembre de 2010 y que incluya su referencia catastral. Si la vivienda es de protección pública, el contrato deberá estar visado por el servicio territorial de Fomento correspondiente. Además, la casa debe de ser la residencia habitual y permanente del arrendatario aportando certificado de empadronamiento expedido dentro del plazo de presentación de solicitudes que acredite, a la fecha de presentación de la solicitud, las personas que tienen su domicilio habitual en la vivienda objeto del contrato.